Tarte Tatin

por memyselfandmykitchen

IMG_1063

Cada vez que voy a un restaurante y veo una “tarte tatin” en la carta da igual si estoy llena o no, la pido. Y si voy en grupo intento maniobrar para “que se pida”. Cuando digo “que se pida” es como cuando Elena usa el impersonal para frases como “hay que poner la lavadora” o “hay que sacar la basura”. Gramaticalmente puede que utilice una forma impersonal pero la vida me ha enseñado que en el ámbito doméstico el impersonal es como el imperativo y suele estar dirigido hacia lo que ella considera segunda persona, osea yo.

IMG_1055

IMG_1053

IMG_1067

IMG_1074

Volviendo a las “tarte tatins” el problema es que después de convencer a una mesa llena de amantes de chocolate a pedir una tarta de manzana, muchas veces acaban decepcionando: o las manzanas y el caramelo están muy quemados, o la masa es hojaldre precocinado, o hay mucha masa, o hay poca…En resumen: pocas veces me gustan pero lo sigo intentando porque la tarte tatin no es una tarta de manzana cualquiera, tiene una personalidad especial. Según algunos la crearon las hermanas Tatin para evitar tirar unas manzanas que creían que habían cocinado demasiado. Las colocaron en un molde, las taparon con una capa de masa quebrada ¡et voilà! crearon la Tarte Tatin.

No sé si la leyenda será verdad, pero conseguir que un postre lleve tu nombre para toda la eternidad me parece lo más – mucho mejor que la horterada de tener un novio que te saca un día por la noche y te enseña que le ha puesto tu nombre a una estrella. ¿Para qué?. Un postre sin embargo…cada vez que alguien pruebe la razón por la que ha estado haciendo dieta toda la semana…esa razón llevará tu nombre.

Como lo de bautizar un postre con mi nombre puede que sea demasiado ambicioso (además de narcisista y unas cuantas cosas más), me conformaré con seguir haciendo esta receta de tarte tatin de manzana que creo que es la mejor que he probado. La encontré un día ojeando este blog y el hecho de llevar caramelo con sal me conquistó al momento. Además vi que aunque era una versión moderna (por la sal – sí, echar sal a un postre ya te convierte en moderno) de la tarta tradicional, respetaba las normas básicas: usar manzanas ácidas tipo reineta y usar masa quebrada o alguna variante de la misma. Nada de hojaldres precocinados…

IMG_1073

IMG_1078

El resultado os juro que merece la pena. Sé que siempre digo que todo está bueno, pero esta tarta es especial y muy fácil de hacer. Es como cuando tienes dos productos y en uno ponen que es “superior”. ¿Eso qué quiere decir? ¿que uno es bueno o que otro es una mierda?. En este caso quiere decir que LA PROBEIS. Con poco esfuerzo conseguiréis una tarta con esa clase y elegancia que solo pueden tener los postres antiguos y a la vez todos los elementos que nos gustan de los postres de hoy en día (contraste de texturas, de ácido y dulce, dulce y salado). Está buena caliente pero no sé si me gusta más fría cuando la masa ha tenido tiempo de volverse crujiente en los recovecos entre manzana y manzana y tiene zonas caramelizadas gracias al caramelo y el jugo de las manzanas…

IMG_1081

IMG_1050

Tarte Tatin con Caramelo de Mantequilla Salada

(para 6-8)

1kg manzanas (a mí me gustan las reineta)

Para la masa

170gr harina

85gr azúcar

85gr mantequilla semi salada (o normal con una pizca de sal)

1-2 cucharadas leche

Para el caramelo

70gr azúcar

35 gr mantequilla semi salada (o normal con una buena pizca de sal)

1. En un bol mezclar la mantequilla y el azúcar con un tenedor (también se puede hacer en un robot de cocina tipo la Kitchen Aid).

2. Una vez mezcladas la mantequilla y el azúcar, añadir e incorporar la harina. Cuando la mezcla coja consistencia de migas, ir añadiendo la leche poco a poco, mezclando mientras tanto hasta que aglutine las migas y se pueda formar una masa.

3. Envolver en papel film y guardar en la nevera durante al menos 30 mins.

4. Coger un molde redondo de unos 25cm de diámetro y engrasarlo con mantequilla.

5. Para el caramelo poner el azúcar con una cucharada de agua en una sartén en la que la capa de azúcar quede fina. Cocinar a fuego medio/alto hasta que el azúcar se disuelva, empiece a hervir y se convierta en caramelo de un color ámbar.

6. En ese momento retirar del fuego, añadir la mantequilla y remover hasta que quede todo mezclado. Antes de que se enfríe, verter sobre el molde.

7. Precalentar el horno a 180ºC.

8. Pelar y cortar las manzanas en cuartos/octavos dependiendo de su tamaño y colocar sobre el caramelo en la base del molde intentando cubrir toda la superficie. Para que al darle la vuelta la tarta quede bonita, la parte curva de las manzanas tiene que ir contra el caramelo.

9. Sacar la masa de la nevera. Utilizando algo de harina sobre el rodillo para que no se pegue a la masa, extender la masa hasta conseguir un círculo algo mayor que el molde. Para evitar ensuciar la cocina, la masa se puede extender sobre el mismo papel film en el que se ha envuelto la masa en la nevera.

10. Colocar la masa extendida sobre las manzanas en el molde, cogiendo el exceso de los laterales y arrugándolo hacia abajo para que quede un borde más gordo y con recovecos entre las manzanas. Con un tenedor, hacer algún agujero en la superficie de la masa para dejar escapar el aire durante la cocción.

11. Cocinar en el horno durante unos 45 mins -1hr hasta que la masa esté dorada.

IMG_1061

Anuncios