Diario de cenas de días corrientes: El Miércoles

por memyselfandmykitchen

4

Este día tenía que llegar…Llevaba toda la semana portándome bien, comiendo verduras, cenando de forma más o menos equilibrada. Ayer rompí la racha, pero por una buena causa. Para empezar como me sobraban yogures naturales de un bizcocho que hice para el que compré cuatro cuando solo hacía falta uno (me suele pasar), decidí hacer un postre medio light. Los yogures eran de los no azucarados, osea, de los que no hay gitano que se coma, así que ya iba yo maquinando en la ruta: hago una compota de fresas por encima…Porque las fresas son mi debilidad y todavía tampoco debe haber gitano que se las coma crudas con las fechas en las que estamos. Como no me resisto a cualquier fruta roja/del bosque y derivados y sé que el horno y un poco de azúcar consiguen que hasta la fruta más verde quede dulcecita y rica, compré un paquetito de fresas de camino a casa.

6

7

3

También iba pensando en comprar hinojo para hacer la ensalada de verde, queso mozarella y vinagreta con chili con un poco de hinojo para darle un punto crujiente y un aire más original. Pero nada, fresas había a porrón pero hinojo ni un bulbito. “Bueno”, pensé, “pues nada, haré la ensalada típica y de postre, los yogures que tengo en casa con la compota de fresas, un poco de miel y para darle un punto crujiente y llevar algo para desayunar mañana…¿porque no hago las galletas integrales que hice hace un par de semanas y que me encantaron?”. Aviso: yo me engaño. Pienso que son light porque llevan harinas integrales y se me olvida que el resto de ingredientes es EXACTAMENTE igual que en una “chocolate chip cookie” de toda la vida. Pero si a mí me vale, ¡a vosotros también!.

12

8

La receta de las galletas la saqué del libro de La Tartine Gourmande. Si, ultimamente me ha dado fuerte. Os voy a poner la versión del libro para que la probéis e innovéis a partir de ella en función de lo que cada uno tenga en casa. Yo la primera vez la hice con el tahini como dice la receta, pero en lugar de la mezcla de harinas que especifica, con parte de harina integral de espelta y parte de harina de avena y copos de avena en lugar de los de quinoa. Las proporciones sinceramente fueron las de lo que me quedaba en la bolsa. La clave es que sume el mismo total. Imagino que cada uno puede sustituir por las harinas que quiera, pero teniendo en cuenta que las que yo he usado no son de las que tienen un sabor más fuerte, con lo cual no prometo los mismos resultados con harina de sarraceno. Ayer, para no acabar el tahini (ya que lo he comprado quiero usarlo para más cosas), eché mantequilla de cacahuetes y, obviamente, también están buenas. De hecho a algunos conejillos de indias les han gustado más éstas que las anteriores, así que, con un poco de sentido común la gracia es innovar.

10

Si no hay fotos del super postre del yogur con la compota de fresas y la miel (¡es que hasta suena guay!) es porque, después de sacar la bandejita blanca con el ribete azul, poner las fresas, un poco de azúcar, un poco de limón y un chorrito de vinagre de módena y después de hornearlas, voy a montar el postre, abro la nevera, cojo un yogur y resulta que ¡llevaban caducados dos semanas!. Efectivamente no se puede ser más tonta. ¿O si?. Pues si, señores, sí se puede y yo lo he conseguido: se me olvidó que estaba la fuente con las fresas en el horno apagado, fui a meter la bandeja de horno y se ve que medio volcó la fuente y se cayeron la mitad de las fresas con el juguillo al horno que debía estar a unos 160 grados…

Vamos, que postre no tuve, pero entretenimiento limpiando el horno…¡para rato!

2

receta

9

Anuncios